29 jun. 2015

HIELO ENTRE MIS COSTILLAS



Como un copo de nieve que se derrite.
Una mirada efímera, 
un suspiro en el viento.
Unos dedos que juegan con las ondas de mi pelo.

Como un poeta sin su musa,
Como abril sin la lluvia
O como yo, sin ti.

Un escalofrío recorre mi espalda
Dejando huellas 
en la escarcha 
que cuelga de mi piel.

Cual invierno invadiendo las calles
Se abren mis párpados
Dejando caer el hielo
Que encerraba entre mis costillas.

Es sencillo cubrirse de ropa
Cuando el frío acecha,
Pero no existe atuendo capaz
De hacer arder corazones.

Pieles erizándose
Ante sentimientos que se congelan.
Abrázame.
Hoy no quiero abrigo
Que no sean tus brazos.

Para qué huir del frío
Si es en el interior donde más quema.
Si el único invierno que conozco
Eres tú.

23 jun. 2015

LUCES DE NEÓN














 












Las luces de neón
brillando tan pronto
como se apagan
nuestros corazones.

Corazones tristes
palpitando melodías melancólicas.

La luz se extingue
la noche se enciende
y hoy somos
tan efímeros
como queramos.

He reparado
en que a tu lado
no me hace falta dormir
para soñar.

Hoy somos una casualidad
llena de intención.
Más implacables
que el oleaje
que golpea contra la costa,
pero frágiles,
como la espuma,
que se desvanece
cuando vuelve al mar.

Sólo somos jóvenes
llenos de tristeza
intentando convencer a otros
de que la tristeza, nuestra bandera,
es pasajera.

El amanecer llega,
se acaba el tiempo.

Dile al destino
que ojalá 
que nos encuentre juntos.
Bajo el neón,
ardiendo.

Porque donde hay fuego,
caricias quedan.

¿Qué debería poner aquí?

No sé. No sé cuanto tiempo hace que abandoné este lugar. No sé por qué lo hice, no sé si existe alguna esperanza para esto, por qué no lo bo...